lunes, 31 de octubre de 2011

El lapislázuli misterioso


Lapislázuli o lazurita, una piedra tan misteriosa y apreciada como mística en todas las etapas de la historia es llamada la “piedra de la comunicación”. Se llama así porque permite comunicar las emociones, ideas y pensamientos de una conciencia superior. Por ello, favorece el cultivo de la belleza física y espiritual, haciendo que su portador triunfe en todos los aspectos sociales.

La palabra lapis proviene del latin “lapis” que significa piedra, y lazuli viene de un viejo termino árabe “allazjward” que significa paraíso, cielo o simplemente azul.

Esta gema de color azul nos ayuda a expresarnos correctamente y a armonizar nuestros pensamientos con las palabras. Esto es especialmente útil en aquellas personas que por su timidez no son capaces de hablar como quisieran. También es un buen estabilizador psíquico lo que nos permite entre otras cosas aprender a discernir entre realidad y fantasía.

Además fomenta la autoconciencia y amplifica el pensamiento cuando nos sentimos rodeados del caos. De esta manera puede guiarnos en la toma de decisiones o simplemente en la organización de ideas o planes. Nos ayuda a tomar consciencia de nuestros verdaderos problemas y nos da pistas para saber cómo solucionarlos. En consecuencia favorece las relaciones de amor y amistad.

Básicamente su fuerza se concentra para desbloquear las energías de los chakras, de manera que es especialmente útil para desbloquear el tercer ojo y permitirnos desarrollar todas esas capacidades que llevamos ocultas. Así nos permite desarrollar nuestra intuición y tener una mayor claridad de pensamiento espiritual.

Esta piedra libera rápidamente el estrés, trayendo una paz profunda. Es una gema protectora capaz de contactar con los espíritus guardianes. Reconoce el ataque psíquico, lo bloquea y devuelve la energía a su fuente. Armoniza pues, los niveles físico, emocional, mental y espiritual lo que hace al lapislázuli muy útil en todos los campos.

Su efecto en el cuerpo:
El lapislázuli alivia el dolor, especialmente el de las migrañas. Permite superar la depresión y es benéfico para los sistemas nervioso y respiratorio, la garganta, la laringe y el tiroides. Limpia el estómago, pecho y pulmones. Su acción principal sobre el cuello hace que pertenezca al Quinto Chakra, el del cuello. Es pues preferible llevarlo como collar, aunque se recomienda ponerlo encima del diafragma, en cualquier lugar entre el esternón y la parte alta de la cabeza.
Cura la melancolía y es indicada para el tratamiento de las afecciones del bazo. Quita las verrugas y hace nacer nuevos cabellos en cejas y pestañas. También ayuda a superar las pérdidas de audición, purifica la sangre y potencia el sistema inmunológico. Alivia el vértigo y reduce la presión sanguínea.

Útil para tratar las afecciones de los ojos, mejora la visión nocturna  y la vista en general, por lo que muchas personas usan el agua lavada con lapislázuli para aplicarla en los ojos mediante un paño.

Historia y mitología:

En Babilonia, Ur y el antiguo Egipto, el lapislázuli era muy apreciado. También era muy usado por las mujeres romanas, persas y chinas como cosmético para pintarse las cejas.

En la antigua Sumeria, la piedra estaba asociada con las deidades en general. Al llevarla el dueño tendría poder mágico sobre dicha deidad. Para ello se tallaban sellos cilíndricos (piedras pequeñas y redondas) de esta piedra con imágenes  y símbolos de la deidad que se quería dominar. Los sellos cilíndricos se usaban como "firmas" presionando la piedra grabada sobre los documentos de arcilla húmeda, y eran apreciados como amuletos y talismanes.

La antigua ciudad de Ur ya mantenía un floreciente comercio de lapislázuli en el cuarto milenio antes de Cristo y aparece en varios pasajes del Libro de los Muertos como piedra de inscripción. Era una de las piedras que figuraban en el bíblico Peto del Juicio” de Aaron (Éxodo: xxviii, 15-30). Los romanos en cambio creían que era un poderoso afrodisíaco. En la Edad Media, se creía que mantenía los miembros sanos y liberaba el alma del error, la envidia y el miedo.

Los hindúes aseguran que ayuda a quemar el Karma o el fruto de acciones negativas del ser humano. También es una piedra protectora, en especial de los niños. En la India contemporánea, las cuentas de lapislázuli se ensartan en hilo de oro. Los niños usan el collar resultante para asegurar la salud, el crecimiento y la protección. En otras épocas, se colocaba alrededor del cuello de los niños para alejar los miedos y las fantasías perturbadoras.

El lapislázuli era una piedra sagrada para los egipcios, consagrada a la diosa Isis y solamente portada por los faraones, sacerdotes y la familia real. Tradicionalmente se le ha considerado un símbolo del poder y la realeza, desde la época de los egipcios, que lo han utilizado en abundancia, ya que se pensaba que era la gema de los dioses. Lo empleaban en polvo, para neutralizar el efecto de venenos y curar algunas enfermedades. También la utilizaron en sus templos porque creyeron que era una piedra del cielo (por su color que parece al cielo nocturno con manchitas plateadas que parecen estrellas). Una piedra de lapislázuli era portada por el sumo juez de esta civilización, representando el Ojo de Isis que todo lo ve. Las tumbas egipcias eran abundantes en objetos grabados de lapislázuli, ya que se pensaba que esta gema protegería, guiaría y confortaría al difunto en su viaje a la vida después de la muerte.

 Para los egipcios el escarabajo sagrado representaba la fuerza de la vida a través de la eternidad para sobreponerse a la experiencia de la muerte física, atributo que también se le otorgaba al lapislázuli y motivo por el cual tallaban sus escarabajos sagrados (especialmente el escarabajo alado que situaban sobre el pecho de las momias para que la persona fallecida alcanzara con mayor facilidad el otro mundo).

 La leyenda dice que los diez mandamientos fueron grabados sobre lapislázuli, al igual que las escrituras sagradas del Islam. La Biblia sugiere que el trono de Dios está hecho de este material, mientras que los primeros cristianos la asimilaron a la Virgen María.

Cuando se introdujo por primera vez el lapislázuli en Europa, se le llamó ultramarino, que significa más allá del mar. El lapislázuli molido mezclado con aceite era el secreto del azul en el ultramarino, el pigmento con el cual los pintores solían pintar el mar y el cielo hasta el siglo diecinueve.

Era popular entre los antiguos alquimistas (siendo llamada sapphirus) los cuales confeccionaban símbolos de llaves en lapislázuli, malaquita o jade verde como amuletos sanadores y lo recomendaban para los que padecían reumatismo, artrosis, artritis y ciática.

Es probable que esta piedra haya estado relacionada y vinculada a la diosa Inanna (Ishtar), la diosa babilónica del amor. No es casualidad pues, que posteriormente el lapislázuli se vinculara a la diosa griega Afrodita.

Cuenta una de las muchas leyendas sobre esta diosa que Ishtar se enamoró del héroe Gilgamesh y para conquistarlo le prometió un carro de ruedas de oro, adornado de lapislázuli y oro, y con las astas de la caja de plata y oro.  

En otra leyenda de gran importancia, Inanna desciende al Infierno para liberar de la muerte a su hermano amante Tammuz raptado previamente por la diosa Ereshkigal. Según la leyenda, Inanna llevaba consigo un collar de lapislázuli que la protegió contra los peligros en su travesía por el Otro Mundo y le permitió traspasar las siete puertas guardianas en las que iba depositando cada una de sus pertenencias:

·         En la primera puerta el demonio guardián obligó a Ishtar a entregar sus sandalias, que los hombres sabios dicen que simboliza entregar la voluntad.

·         En la segunda puerta la Diosa tuvo que dejar sus enjoyados brazaletes de los tobillos, que los hombres sabios dicen que significa entregar el ego.

·         En la tercera puerta entregó sus ropas, que supone entregar la propia mente.

·         En la cuarta entregó los cuencos dorados que cubrían sus pechos, que es como entregar la actividad sexual.

·         Y en la quinta puerta entregó su collar de lapislázuli, que supone desprenderse del éxtasis de la iluminación.

·         En la sexta puerta entregó sus pendientes, que significa entregar la magia.

·         Y finalmente, en la séptima puerta, entregó su corona de mil pétalos, que es entregar la divinidad.

Una vez allí, indefensa fue asesinada por Ereshkigal que colgó el cuerpo de Ishtar en un clavo. De esta travesía surge la metafórica Danza de los Siete Velos. Con su muerte, todo el mundo comenzó a languidecer. Pero el fiel Papusukal llegó hasta los dioses y les pidió que creasen un ser capaz de entrar en el mundo de los muertos y resucitase a Ishtar con la comida y el agua de la vida. Así es como Ishtar resucitó. Sin embargo había un precio que pagar: durante seis meses al año, Tammuz debería vivir en el mundo de los muertos. Mientras él está en el inframundo, Ishtar ha de lamentar su ausencia; en primavera, en cambio, vuelve a salir y todos se llenan de gozo. Como veis esta leyenda se parece y mucho al mito de Deméter y el rapto de su hija Perséfone por el dios Hades. ¿Coincidencia? No lo creo.

Rituales:

Para atraer el amor espiritual:

Usa un trozo de lapislázuli sin pulir con el borde afilado. Ahora coge una vela de color rosa.  Carga la piedra y la vela rosa con tu necesidad de amor (El amor en sí propiamente dicho, no en una persona concreta). Con la punta del lapislázuli graba un corazón en la vela. Colócalo cerca del candelabro y enciende la vela. Medita y concéntrate en como el amor llega a tu vida. Deja arder la vela totalmente y lleva el lapislázuli siempre contigo.

Para curar a un amigo:

Sostén un trozo de lapislázuli en la mano y visualiza a la persona enferma como un ser humano curado, sano y en perfecto estado. Ahora visualiza como la energía curativa fluye desde el interior de la piedra y va, aumentada y especificada, a la persona en concreto.

Purificación:

Envuelve esta piedra en un paño de tela azul intenso, déjala a la luz de una vela azul durante una noche y medita un rato concentrado en la llama sobre todas aquellas impurezas que desea eliminar de tu ser; imagina que estas impurezas salen de su cuerpo como estelas de humo negro y que son atraídas y absorbidas por la piedra envuelta.  Luego abre el paño y visualiza como emanan de la piedra vapores blancos , que penetran en tu cuerpo , De ese modo activarás el poder del lapislázuli para transformar tu oscuridad en luz espiritual.

Meditación:

En el momento de la meditación, se puede poner sobre la frente,  ya que es una piedra que ayuda mucho a la  concentración. Reabsorbe la energía acumulada en esta parte y la enfría.

Ritual para rendir culto a la diosa:

En un mortero, reducimos a polvo una goma arábiga si la hemos comprado en resina. Si la hemos comprado líquida, lo más inteligente es reservarla para el penúltimo paso.
Agregamos la canela (mejor si la adquirimos en polvo, la canela en rama es horrible para moler), el anís estrellado, la corteza de sauce y la pimienta. Lo mezclamos y molemos todo con cuidado, concentrándonos en la finalidad del incienso. Añadimos en este momento la goma arábiga si es líquida, y finalmente unas gotas de aceite esencial de sándalo. La mezcla resultante estará mojada por el aceite, pero esto hará que la resina de la goma arábiga reaccione, “absorbiendo” el líquido al cabo del tiempo.

Con todos los ingredientes ya juntos en el mortero, visualizamos que éstos se llenan de luz amarillenta-blanca, y que esta luz se lleva las impurezas de las plantas mediante un rayo que baja hacia el suelo. Cuando la luz que estemos visualizando esté totalmente blanca, sabremos que el incienso ha quedado purificado. Después, visualizamos una luz blanquiazul que va desde la tierra hacia el incienso como un rayo de luz, y decimos algo como:

“Yo te consagrado para el fin al que has de servir,

rendir culto a Ishtar, Inanna, Astarté, Tanit,

estrella del alba, reina de los Dioses,

lucero de la tarde, hija del cielo.

Que así sea”.

Guardamos nuestro incienso en un recipiente junto a la piedra de Lapislázuli. Antes de quemar el incienso en ritual, sacaremos la piedra para no dañarla.



Y eso es todo, como podeis deducir el lapislázuli es una piedra angular muy amada en todas las culturas y civilizaciones y sobre todo muy rica en cualidades y significados.





Votar esta anotación en Bitácoras.com

14 comentarios:

Ana nos comenta:

¡Qué bien! Gracias por seguir mi sugerencia ^ ^
Me encanta todo lo relacionado con el lapislázuli. Sabía bastantes cosas sobre ella, pero como siempre tu me descubres alguna nueva.
Por ejemplo no sabía que los diez mandamientos fueron grabados en este mineral, ni tampoco las otras escrituras.

De nuevo gracias pro hacer la entrada :)
Un beso.

Diosa Lobenza nos comenta:

Me ha encantado porque el lapislázuli junto con la amatista es de mis piedras favoritas, me ha gustado mucho saber de donde sale. Te curras un montón los post. Besos!

Dynara nos comenta:

Hola Ana, me alegro que descubrieras alguna cosa nueva...es curioso pero el lapislazuli es el mineral que más enigmas entraña a lo largo de la historia...porque será. Un beso muy grande!

Hola Diosa Lobezna, jejeje...si la amatista y el lapislazuli son tus gemas favoritas debes estar el doble de contenta con los post. Muchas gracias. Se agradece que se reconozca el trabajo de una. ¡Un beso y un abrazo!

Jana la de la niebla nos comenta:

Tal como lo describes, debe ser precioso, Dynara, como un cielo azul estrellado. Me ha gustado mucho también lo que cuentas sobre la danza de los 7 velos, y la leyenda, como siempre te documentas de una manera sorprendente.
Un besazo, guapísima, feliz finde.

El ángel de Gaia nos comenta:

Aquí tienes a un seguidor mas querida Dynara y decir que aunque no he terminado de leer la entrada entera(estoy en ello) veo el lapislázuli como una especie de Santo Grial ya que bueno todo lo que dice que combate es lo que me afecta a mi desde hace días y por no decir meses. Vivo con el sentimiento de que la gente no me comprende (mas exactamente una amiga) y miles de cosas mas. Por hacer me haría una casa de lapislázuli solo para que tanto mal rollo no me afecte... Perdón por la simpleza de mis palabras pero bueno aquí tienes a un seguidor mas a tu entera disposición.

Dynara nos comenta:

Hola Jana, si..el lapislazuli es justo como un cielo estrellado intenso. La leyenda me costó encontrarla pero ahí está...como sabes todo lo mitologico me chifla y siempre encuentro alguna leyenda ligada a este tipo de minerales o gemas. Un beso y un abrazo. Feliz finde!

Hola ángel de Gaia, bienvenido a este mágico y humilde rincón que es mi casa. No me extraña que no acabes de leer, mis entradas suelen ser largas..jajaja...Es normal que te sientas tan atraido al lapislázuli si estás en esa situación tan caótica. NO es facil superar tantas amarguras y decepciones asi que yo te recomendaria que dejes al tiempo actuar. El dolor desaparecerá o reducirá su efecto y pasarán otras cosas mejores. Recuerda que el arco iris de luz siempre nace despues de la amarga lluvia de nuestros corazones.
Gracias por quedarte por aquí, vuelve siempre que quieras. Serás bienvenido. Un saludo! ¡Feliz fin de semana!

INDIA nos comenta:

Pero como te lo curras me tienes impresionada...Buen trabajo, me encanta esa maravillosa joya...
Un saludo.

India.

Mis Cajitas Artesanales nos comenta:

Hola Dynara! Gracias por visitar nuestro blog! Gracias a la cajita del nudo celta fue que te descubrimos! Así que nos ha dado doble satisfacción!
Qué interesante esta información! Me encantó! y también la entrada de la Amatista! Desconocía las propiedades que estas piedras poseen, además de su belleza.
Un beso grande!!
Valeria

Dynara nos comenta:

Hola India, que alegría volver a verte por aqui. Muchisimas gracias. Me alegro que te gustase el articulo. El lapislazuli es una gema tan mágica como curativa. Normal que te guste tanto. Un beso muy grande!

Hola Valeria, jejeje...ya veo. Pues me alegro que gracias a ello hubieseis descubierto mi blog. Gracias! Me alegro que os gustasen mis articulos. Estas gemas son muy apreciadas y como ves no son solo agradables a la vista, tambien tienen su fin en la vida. Un besazo y un abrazo muy grande!

LAURA nos comenta:

Hola dynara,
Me gustan tus post de piedras, tengo algunas, esta concretamente no la tengo, esta bien los rituales que publicas con las piedras, para llevarlos a cabo.
Un abrazo!

Darena nos comenta:

Hola Dynara,
Acabo de enterarme sobre esta piedra Lapislazuli y me llamo mucho la atencion, no tenia conocimiento hasta q descubri q era pa piedra para mi signo, y coo soy fanatica de las piedras no tanto de piedras preciosas sino todo tipo de piedras, pero esta en especial me encantaria optener una piedra de Lapislazuli, podrias ayudarme a conseguirla por favor. Espero contar con tu ayuda, tu Blog esta buenisimo muy interesante Felicidades..Bueno no te canso mas espero me respondas.
Saludos..

Lorelai nos comenta:

Muchas gracias por la info! Tengo un collar de mi difunta abuela de lapislázuli, me lo regaló hace muchísimo tiempo. Hoy paso por un mal momento y me lo puse para recordar su sabiduría a la hora de afrontar problemas... y buscando si esta piedra tenía propiedades encotré tu post y me permitió conocer cuán útil es para todo lo que estoy atravesando. Muy lindas las imágenes y todo el diseño del sitio, da gusto leer en un cyber ambiente que transmite toda esa magia. Gracias!

Dynara nos comenta:

Gracias por vuestros comentarios, Darena y Lorelai.
Darena, no te se decir, en cualquier tienda de esoterismo o joyería podrías conseguir el lapislazuli. Besos
Lorelai, muchísimas gracias, me anima un montón que me digáis esas cosas porque me demuestra que os sentis tal como yo quería transmitirlo. Un saludo muy grande!

alambar nos comenta:

Buen dia informacion buena vendiciones

¡Gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...