jueves, 18 de agosto de 2011

El hombre y la doncella hada



Esta leyenda es una de las más antiguas que han llegado a nuestros días, ya que data del siglo VIII y es recogida en los manuscritos Lebor na huidre y Yellow Book of Lecan. Su nombre original en gaélico es: “Echtrae Conli”.  Uno de los personajes de esta historia, Conn, el de las Cien Batallas, es uno de los primeros reyes históricos de Irlanda, coronado en el siglo 177 d.C. razón por la que este escrito se englobe dentro del ciclo histórico a pesar de contener elementos claramente sobrenaturales y mitológicos. Espero que os guste:

Un día, cuando Connla el Osado, hijo de Conn el de las Cien batallas, estaba con su padre y el druida de éste, en la colina de Usnech, vio a una bella mujer vestida de una forma un tanto peculiar y extraña. Connla, extrañado de su presencia, le preguntó de dónde venía a lo que la mujer le respondió:

-Vengo de la Tierra de los Eternamente Vivos, donde no existe ni muerte, ni necesidades, ni pecado. Vivimos en una fiesta eterna, sin necesidad de trabajar ni sufrir. La paz reina entre nosotros, sin conflicto alguno. Un gran síd, es aquel donde vivimos; por eso nos llaman “la gente del síd”.
 
El padre de Connla ni nadie más era capaz de ver a la mujer con lo cual, preocupado, le preguntó a su hijo  con quien estaba hablando.  Connla apenas pudo hablar, extasiado por la belleza de la enigmática mujer quien respondió por él:

-El está hablando con una joven y bella mujer de noble descendencia, que no conocerá la muerte ni la vejez. Hace mucho tiempo que amo a Connla, y ahora lo emplazo a que se venga conmigo a la Planicie de la felicidad (Mag Mell), donde nunca ha habido lloros ni penas. ¡Ven conmigo Connla el Valiente! Si vienes conmigo tu silueta y figura no disminuirán jamás en juventud y belleza.

Conn le ordenó  entonces a su druida, llamado Corann, quien tampoco podía ver a la mujer aunque  sí la escuchaba, que detuviese a aquella mujer quien planeaba raptar a su hijo de su lado. El druida entonó unos cánticos mágicos contra la voz de la mujer, para que nadie pudiera oírla, y Connla no la pudo ver más en aquella ocasión. Sin embargo, antes de que la mujer se fuese de allí forzada por el potente canto del druida, arrojó hacia Connla una manzana.

Connla permaneció un mes en cama sin comida ni bebida, ya que no hallaba alimento alguno digo de ser consumido excepto lo que comía de aquella manzana; fruta que nunca disminuía de tamaño ya que permanecía siempre entera.

Connla fue presa del deseo por la mujer que había visto. El día que se cumplió un mes, el estaba sentado con su padre en Mag Archommin, cuando volvió a ver a la mujer caminando hacia él. 

Ella le dijo:

¡Un triste asiento donde descansa Connla!
Entre mortales de no muy larga vida
esperando una terrible muerte.
Los vivos e inmortales se dirigen a ti
y te solicitan que vayas a vivir con las gentes de Tethra (el Otro Mundo céltico).
Ellos te observan cada día cuando estás en las reuniones,
de tu nativa tierra entre tus queridos familiares.

Cuando Conn oyó la voz de la mujer, llamó a sus ayudantes para que le trajesen al druida para callar a la mujer pero ésta le dijo:

-¡Oh Conn el de las Cien Batallas!, poco es el amor y el respeto que las maravillosas tribus de Traig Mor, la Gran Playa, tienen por los druidas; y cuando aplican sus leyes, éstas dispersan los hechizos de sus labios.

Conn se preguntó entonces porqué su hijo no contestaba a nada ni a nadie excepto cuando estaba allí la mujer.

-¿Connla, te ha tocado el corazón lo que dice esa mujer?-dijo Conn.

-No es fácil para mí. Aunque amo mucho a mi gente, el deseo por ella se ha apoderado de mí.

La mujer dijo:

El más difícil deseo tú tratas de lograr, en contra de la ola de atracción que allí te impulsa.
Ése es, sin embargo, otro país que no es fácil de alcanzar; lo veo ahora, que se pone el sol; aunque el brillante sol ya cae en la distancia, alcanzar aún podremos, esa tierra, en este día, en mi barco de cristal.
Ése es el país que da alegría al corazón de cada uno que por allí camina.
No otro sexo mora allí sino mujeres y doncellas.

Connla dio entonces un salto y se subió al barco de cristal de la mujer. Las gentes vieron cómo se iban alejando a lo lejos, en el horizonte. 
Difícilmente pudieron ver ya sus ojos a Connla y la doncella en su viaje por el mar. Desde aquel día, nunca más fueron vistos de nuevo.

Votar esta anotación en Bitácoras.com

10 comentarios:

María nos comenta:

Preciosa, no la conocía. Muchísimas gracias por contárnosla.

Besos

IriaRB nos comenta:

Muchisimas gracias por seguir mi blog!! El tuyo me encanta adoro la cultura y mitología celta, muy buen blog, te añado en el apartado de afiliados :)

Dynara nos comenta:

Hola Maria, la verdad es que se hace lo que se puede con tan poco tiempo para el blog. Un besazo

Hola Iria, me alegro verte por aqui, que bien que te guste mi blog y su contenido. Un beso enorme!

Dawa nos comenta:

Yo tampoco conocía la historia, así que una vez más gracias.

La historia nos recuerda al dicho de que cuando sentimos amor por alguien parecemos como hechizados por ese amor, comiendo tan solamente de aquello que nos da...aunque tan solo sea entrecomillas xD... Por lo menos yo, ese es el significado que le saco.

¡Besitos!

Emiliano nos comenta:

Muy bueno. Me encantó la historia. Yo sólo le corregiría un poco la gramática con respecto a los tiempos verbales.

Dynara nos comenta:

Hola Dawa, coincido contigo en que la historia se refiere a como nos engulle el amor, el paralelismo con el hechizo es muy común en esos tiempos. ¿No os ha llamado atención la manzana, algo muy recurrente en una cultura como la celta? Un besazo

Hola Emiliano, encantado de tenerte por aquí...la verdad es que la leyenda la subí a las carreras sin apenas revisarlo, por falta de tiempo, aunque he de decirte que el manuscrito original de donde lo extraje mantiene esos tiempos verbales, seguramente debido a una mala traducción. Muchisimas gracias por tus palabras y tu observación. Un besazo

Dynara nos comenta:

Corregidos los tiempos verbales.
Un saludo!

Alec nos comenta:

Nunca había oído hablar de esta leyenda tan curiosa y antigua. Es bastante curiosa, como casi todo lo que hace referencia a esta cultura.
Gracias por compartirla con nosotros ^ ^

Dynara nos comenta:

Hola Alec, me alegro que te gustara la leyenda, ya os iré colgando más. Un besazo mu fuerte!

Rosana Marti nos comenta:

Una leyenda muy bella y llena de magia, que por cierto no conocía, gracias por acercárnosla.

Besitos mágicos con todo mi cariño mi linda Dynara.

¡Gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...